Si la fuente radiactiva es manipulada puede ocasionar lesiones permanentes.

Alertan por robo de material radiactivo

CIUDAD DE MÉXICO.- La Coordinación Nacional de Protección Civil alertó a nueve estados acerca del robo de material radiactivo que representa un “alto riesgo para la salud”. La Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias puso en alerta a las unidades de Protección Civil del Estado de México, Ciudad de México, Hidalgo, Querétaro, Michoacán, Guerrero, Morelos, Puebla y Tlaxcala para detonar los protocolos de búsqueda y protección a la población.

Un equipo de radiografía industrial de la marca QSA Global, modelo Delta 880, con número de serie D12791 fue robado con violencia a la empresa Garantía de Calidad, S.A. de C.V., en la carretera de entrada al municipio de Teoloyucan, Estado de México.

El contenedor aloja en su interior una fuente radiactiva de Iridio-192 con número de serie TT3303 con una actividad de 68.89 curios al día de hoy. El curio es la unidad de medida de la actividad radioactiva, nombrada así por los físicos y químicos Pierre y Marie Curie.

Si la fuente radiactiva es extraída de su contenedor, es manipulada o se tiene contacto directo con la misma durante unos minutos a horas, puede ocasionar lesiones permanentes.

De acuerdo con el Organismo Internacional de Energía Atómica tiene una categoría 2, por lo que advierte que “en su contacto directo con la fuente durante horas o días, sus efectos pueden ser mortales”.

El contenedor se encontraba en una camioneta pick up Toyota Hilux, modelo 2016 y con placa de circulación NRU3128.

En el caso de ser localizado el contenedor, éste no debe ser manipulado ni se debe permanecer cerca del mismo; se debe establecer un perímetro de seguridad y resguardo con radio mínimo de 30 metros así como  notificar el hallazgo a la autoridad del orden federal de inmediato.

El equipo tiene un peso aproximado de 25 kilogramos, 22.9 centímetros de alto por 33.8 centímetros de ancho y 19.1 centímetros de largo.