Pese a coronavirus

Continuarán actos de campaña de Trump

Joe Biden (izq.) anunció que suspenderá todas sus actividades públicas de su campaña por la presidencia de Estados Unidos por la pandemia de coronavirus.

ESTADOS UNIDOS.- El candidato del Partido Demócrata para las presidenciales de noviembre en Estados Unidos, Joe Biden, anunció este martes que no realizará actos públicos de campaña debido a la actual pandemia del coronavirus, en contraste con la estrategia del presidente republicano Donald Trump, que se postula a la reelección.

Durante el anuncio Biden también criticó el manejo que ha tenido Trump de la pandemia en un momento en que Estados Unidos -el país con más muertos de todo el mundo- lleva más de 127.000 fallecidos.

“Voy a seguir las órdenes de los médicos -no solamente por mí sino por el país- y eso implica que no voy a realizar ningún mitin”, indicó Biden en una conferencia de prensa en el estado de Delaware (costa este de Estados Unidos).

Biden, de 77 años, quien ocupó la vicepresidencia durante los mandatos de Barack Obama (2009-2017), habló con la prensa en momentos en que Estados Unidos registra un fuerte aumento de contagios en el oeste y sur del país, incluyendo estados muy poblados como California, Arizona, Texas y Florida.

Al hablar de las instrucciones de los médicos, Biden hizo referencia a las directivas que llaman a la población a no acudir a reuniones masivas, sin plantearse si una mejora de la situación en los próximos meses pudiera cambiar su decisión.

Si Biden evita cualquier mitin de campaña de aquí a las elecciones que se celebran el 3 de noviembre marcaría un precedente extraordinario en la historia moderna del país.

“Esta es la campaña más inusual de la historia moderna”, dijo Biden, quien criticó duramente al presidente por su gestión de la crisis. “Donald Trump nos falló”, afirmó el candidato demócrata.

Este anuncio se produce en un momento en que el infectólogo Anthony Fauci, que es uno de los asesores de la Casa Blanca, advirtió en una declaración ante el Congreso que el país podría alcanzar una tasa de infecciones de 100.000 nuevos casos por día, si no había una respuesta adecuada a la crisis.

Una nominación virtual

Hace diez días, Trump celebró un mitin en Tulsa, en el estado de Oklahoma, y fue duramente criticado ya que este estado sufría un aumento de los contagios.

“Cuando viajo, yo presento mis propuestas y me voy. Contesto las preguntas y me voy. Ustedes me conocen, a mí me gustaría mucho más quedarme y estar con la gente”, declaró Biden en la conferencia de prensa celebrada en un centro escolar cerca de su casa.

Afirmó que no se ha sometido a la prueba para el coronavirus, pues no ha tenido síntomas y no quería ocupar “el lugar de alguien más”, pero prometió que lo hará “pronto” debido a que comenzará a tener más reuniones.

Trump se burla habitualmente de Biden por quedarse recluido en su hogar en Wilmington, Delaware, sin organizar actos de campaña tras la suspensión de sus actividades a mediados de marzo debido a la pandemia.

El mandatario republicano aprovechó esta decisión para poner en duda su capacidad mental, afirmando que Biden -muy conocido por sus lapsus y equivocaciones- se “esconde” en el sótano de su casa, donde instaló un estudio de televisión.

Biden todavía tiene que aceptar formalmente la nominación del Partido Demócrata en la convención que se celebrará en Milwaukee, Wisconsin, un evento que suele tener mucha pompa pero que este año será principalmente un acto online.