Tras caso de retención de personal médico

Declaran empleados del hotel Ambos Mundos

La alcaldía Miguel Hidalgo asegura que reforzó la seguridad en las inmediaciones de los hoteles.

CDMX.- Empleados de los hoteles Ambos Mundos y Bonn fueron citados a declarar en calidad de testigos, pero no se descarta que algunos de ellos pudieran estar coludidos para someter, retener y extorsionar a personal que estaba en la Ciudad de México para combatir la pandemia.

Tras las declaraciones de las víctimas, 13 enfermeros y enfermeras de Monterrey y el policía militar de Chiapas, ahora personal de los establecimientos fue llamado por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

El pasado martes, en un operativo encabezado por la Policía de Investigación y la Guardia Nacional, las 14 personas fueron liberadas y el miércoles, aproximadamente a las 23:00, terminaron de hacer su declaración.

El modus operandi de los delincuentes es que retienen a su víctima en un hotel, la incomunican y le hacen creer que es vigilada por grupos de la delincuencia organizada; luego de obtener información de sus familias llaman a éstas y piden rescates económicos.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana señaló que sólo ha atendido un caso el pasado 23 de enero en el hotel Plaza Revolución, el cual dio a conocer este diario.

Ello a pesar de que reportes de la Secretaría de Gobernación aseguran que está práctica criminal se ha extendido por todo el país.

Durante su videoconferencia del mediodía, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo que ella calificaría el caso del hotel Ambos Mundos de extorsión y que trabajan con el Consejo Ciudadano de Segiridad Pública para revisar si hay más casos similares recientes.

“Lo que se platicó en el gabinete de seguridad es que todo fue vía telefónica; no hubo una persona que presencialmente haya generado esta situación. Yo calificaría más bien de extorsión.

Indagan llamada de Tamaulipas

La fiscalía de Tamaulipas informó ayer que ya se encuentra colaborando para esclarecer los hechos, una vez que las autoridades de la Ciudad de México revelaron que del penal de Altamira salieron las llamadas telefónicas para extorsionar y retener a 13 enfermeros y enfermeras del Instituto Mexicano del Seguro Social y a un militar.

En una misiva que dieron a conocer, las autoridades tamaulipecas dijeron estar en la disposición de colaborar y, en su caso, aplicar las sanciones a quienes hayan cometido el delito.

“La Fiscalía General de Justicia del Estado de Tamaulipas informa que colabora con su homóloga en la Ciudad de México para esclarecer y sancionar hechos relacionados con una investigación iniciada en la capital del país por privación de la libertad de 14 personas del sector salud”, señala el texto.

El penal de Altamira se encuentra al sur del estado. Es considerado como una cárcel de mediana seguridad, en la cual hay 761 internos, de los cuales 739 pertenecen al fuero común y el resto al federal.