Pequeños comercios y fondas, los más vulnerables

Podrían cerrar hasta 40 mil negocios en CDMX

En la zona restaurantera de Roma y Condesa los locales lucieron vacíos; desde hace una semana las ventas comenzaron a caer entre 80 y 90 por ciento, aseguran sus empleados.

CIUDAD DE MÉXICO- Por la reducción o las nulas ventas, unos 44 mil pequeños negocios podrían ir a la quiebra en esta contingencia, que implica no salir de casa, reducir al máximo el tránsito y cerrar establecimientos.

Los cálculos son de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México (Canacope-CDMX), que estima a fondas, tienditas y otros establecimientos como los más vulnerables.

Esperamos en números optimistas que cierren alrededor del 10 por ciento de los pequeños comercios en la ciudad, es decir, 44 mil negocios.

Estos pequeños negocios van al día y tener un cierre por un día, dos días, les afecta bastante y esta contingencia los tendrá hasta el día 16 de abril sin ventas; es un mes sin ventas”, dijo a Excélsior el presidente de la Canacope-CDMX, Eduardo Contreras Pérez.

Agregó que, en un día normal, una restaurante de comida corrida vende en promedio tres mil o cuatro mil pesos, “pero ahora están vendiendo 300 o 400 pesos”.

Destacó que las ventas de pequeños comercios se han caído hasta en 80 por ciento, pues la gente prefiere ir a los grandes comercios, como los autoservicios.

Al caminar ayer a la hora de la comida por la Condesa y la Roma se observaron locales enteros sin un solo cliente o, en el mejor de los casos, con un par de mesas ocupadas.

Desde hace una semana las ventas comenzaron a caer entre 80 y 90 por ciento, aseguran sus empleados.

Unos de los sitios generalmente más concurridos de la calle Michoacán a las 15:00 horas, en la Condesa, tenía sólo dos mesas ocupadas.

En lunes me llevo en promedio 300 o 400 pesos de propina; hoy apenas llevo 13 pesos”, aseguró uno de sus meseros.

La mitad de sus compañeros, meseros, cocineros y garroteros, están en casa.

La situación es preocupante, se nos cayó en 80 por ciento la afluencia de clientes, las calles están muy solas, lo que nos ayuda a salir adelante son los repartidores y el servicio a domicilio”, agregó el encargado del restaurante.

Sobre la misma calle otro local está completamente vacío; los meseros platican en la banqueta, tratan de mantener el buen ánimo.

En un lunes normal en la tarde hubiéramos atendido entre 12 y 15 mesas. En un viernes normal se atienden como 30 mesas y el viernes pasado hubo sólo siete”, comentó el gerente.

En ese restaurante, un día trabaja la mitad del equipo y al día siguiente la otra mitad.

Pero trabajando un día sí y otro no las propinas merman aún más.

En un viernes promedio me llevo mil 200 pesos de propina, pero el viernes pasado me llevé sólo 300 pesos”, comentó otro mesero.

En la calle Tamaulipas otro encargado de restaurante habla de los estragos que apenas empiezan.

La mayoría de los meseros vienen de la zona oriente de la ciudad o del Estado de México; allá es más caro el transporte, entonces ahorita que disminuyeron tanto las propinas se las ven negras, sobre todo los que regresan tarde en la noche a casa, que tienen que pagar taxis de hasta 100 pesos”, dijo.

En la Roma la situación no es mejor. En la calle Córdoba un restaurante que a la hora de la comida tiene 20 mesas llenas ayer sólo tenía tres.

En una semana normal me llevo más de tres mil pesos de propinas. La semana pasada me llevé menos de mil y los dos últimos días bajó más la afluencia”, relató uno de sus meseros.

Pero además de la drástica reducción en las propinas, no todos los meseros y cocineros reciben su salario íntegro, que para la mayoría es el mínimo.

De ocho restaurantes que visitó este diario en la Condesa y la Roma, en seis les pagan la quincena completa, aunque los manden a casa la mitad de los días, pero en dos, donde también los envían a descansar la mitad de la semana, les están pagando sólo por día trabajado.

El presidente de la Canacope CDMX aseveró que no hay un plan por parte del gobierno local ni federal o por lo menos “no nos han mandado ninguna propuesta”.

Ayer, la jefa de Gobierno adelantó que hoy daría a conocer un programa de apoyos económicos e incentivos, pero al cierre de esta edición se determinó que no tendría actos públicos.

En tanto, desde la Canacope ya han presentado algunas propuestas a la autoridad.

Les habíamos propuesto que el cobro de impuestos (de 2020) lo pasen al próximo año y diluir el pago de impuestos en 12 mensualidades; que creen un plan para recapitalizar a los pequeños comercios después de la contingencia y que programas que ya existen, como el de Tandas, lo redireccionen para atender esta crisis”.