Ahora le toca a su defensa

Fiscales terminan su caso contra Weinstein

Los fiscales en el juicio por violación de Harvey Weinstein terminaron de presentar su caso el jueves después de más de dos semanas de testimonios.

Nueva York- Los fiscales en el juicio por violación de Harvey Weinstein terminaron de presentar su caso el jueves después de más de dos semanas de testimonios marcados por recuentos sobrecogedores de seis mujeres que afirman que el acusado las ignoró cuando trataron de rechazarlo y justificó su comportamiento como una norma en Hollywood.

Luego que la asistente del fiscal de distrito Joan Illuzzi-Orbon dijo que habían terminado de presentar el caso, el juicio quedó un paso más cerca del veredicto.

La abogada de Weinstein, Donna Rotunno, pidió de inmediato que el juez desestimara el caso, argumentando que el testimonio de la mujer que está acusado de violar “de ninguna manera muestra un acto forzoso de parte del señor Weinstein”. El juez rechazó la solicitud.

Ahora los abogados de Weinstein empezarán a convocar a sus testigos. No han dicho si el mismo Weinstein testificará. Hacerlo sería riesgoso porque los fiscales podrían cuestionarlo sobre cada una de las acusaciones que los miembros del jurado escucharon con lujo de detalles.

Le digo a mis clientes que una vez que suben al estrado pierden su escudo, que soy yo, y están solos. En mi experiencia como fiscal y abogado defensor, es raro ver que un cliente suba al estrado. El problema es que algunos jurados lo toman en tu contra”, dijo el abogado defensor Brian McMonagle, quien ayudó a que el primer juicio de Bill Cosby por abuso sexual en 2007 fuera anulado. Cosby fue sentenciado años después.

Entre los testigos que la defensa espera convocar hay un psicólogo especializado en la memoria humana. La defensa espera crear dudas sobre los recuerdos de las mujeres de encuentros que en algunos casos ocurrieron hace más de una década o dos.

Los fiscales terminaron su caso luego que la última acusadora a la que se le permitió declarar les contó a los jurados sobre un encuentro con el exproductor de cine en 2013.

Lauren Marie Young, una modelo de los suburbios de Filadelfia, testificó que Weinstein la invitó a su habitación de hotel en Beverly Hills, la engañó para que entrara al baño, se quitó la ropa, le jaló el vestido y le tocó el pecho. Su acusación es parte de un caso penal que se presentó contra Weinstein en California el 6 de enero, justo cuando estaba por comenzar su juicio en Nueva York.

Otras mujeres, incluida Young, han podido testificar en el caso de Nueva York mientras los fiscales intentan demostrar que Weinstein tenía un método practicado en sus ataques, al invitar a mujeres a su cuarto de hotel para hablar de trabajo, desnudarse y exigirles favores sexuales.

El testimonio de Young llegó tras el de la primera acusadora, Annabella Sciorra, quien dijo que Weinstein entró por la fuerza a su apartamento a mediados de la década de 1990, la arrojó sobre una cama y la violó mientras ella trataba de defenderse pateando y golpeándolo.

Entre los testimonios de ambas, los jurados también escucharon historias similares de Weinstein congraciándose con mujeres mucho más jóvenes, aparentemente mostrando interés por ayudarlas con sus carreras, antes de llevarlas a una habitación de hotel o apartamento y abusar de ellas.

La mayoría eran aspirantes a actrices. Sciorra era una actriz en ascenso. Otra, la acusadora de 2006 Mimi Haleyi, entonces buscaba trabajar en la industria detrás de las cámaras.

El jurado también escuchó sobre la complejidad de la relación de las mujeres con Weinstein.

Por ejemplo, la mujer que por la que Weinstein está acusado de violar, enfrentó tres días de interrogatorios, mayormente después de sus declaraciones, porque los abogados del cineasta le restregaron los correos amigables e incluso coquetos que le envió al productor después del supuesto abuso.

La mujer reconoció que se reunió con Weinstein para otros encuentros sexuales. Dijo que se mantuvo en contacto porque “el ego de él era tan frágil” y estar en contacto “con él me hacía sentir segura”.

En algún momento, la abogada de Weinstein, Rotunno, le preguntó a la mujer por qué aceptaría favores de “tu violador”.

La mujer se volteó al jurado y declaró: “quiero que el jurado sepa que él es mi violador”.

La doctora Barbara Ziv, quien testificó en el juicio de 2018 que llevó a la sentencia de Cosby en Pennsylvania, dijo que la mayoría de las víctimas en esos casos permanecen en contacto con los atacantes por temor a represalias y porque muchas esperan que lo que pasó “sea sólo una aberración”.

El juicio ha avanzado mucho más rápido de lo que todos los involucrados anticipaban. En un principio, al jurado se le dijo que los testimonios podrían durar seis semanas. Ahora el caso podría decidirse a mediados de febrero.