México y Q. Roo enfrentan retos

Quintana Roo quiere paz

Después de haber pasado el umbral del nuevo año, México y Quintana Roo se preparan para enfrentar sus retos, en el primer caso, el gobierno Federal deberá darle estabilidad a la economía, así como también seguridad; en el segundo de los casos, ya es tiempo de hacer una evaluación del desempeño de los Secretarios de Estado.

En ese contexto, el gobierno de Quintana Roo tendrá que meter el acelerador para que el cambio llegue verdaderamente a las comunidades, pues ya lo dijo el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que los gobernadores no tienen pretexto de participaciones federales para no aplicarlas en sus estados, pues el dinero les llega de manera puntual y con el monto acordado.

Lo cierto es que durante tres años y tres meses de la administración 2016-2022 del gobierno del estado, la escasez de obra pública es evidente, con proyectos que se han quedado en el papel, con capacitaciones a servidores públicos que no se han dado, pero sí se han cobrado; con deficiencias en los servicios básicos de salud. Pero lo más doloroso para los quintanarroenses es el incremento de la inseguridad que como una plaga se extiende de municipio en municipio.

Ya es instalaron casi todas las cámaras de vigilancia, al menos es lo que nos han hecho creer por los diferentes canales de comunicación que tiene el gobierno del estado, pero hasta ahora no hay efectividad, pues todavía se construye lo que el mismo Jesús Alberto Capella Ibarra ha calificado como “la panacea” de la Seguridad: el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de Quintana Roo (C5).

La sociedad quintanarroense espera que este año llegue la paz y la tranquilidad, que por mucho que digan que somos el destino número uno en generar empleo, lo que más interesa es la seguridad de las familias.

SASCAB

Ayer se celebró el Cuarto Aniversario de la declaratoria de Puerto Morelos como municipio de Quintana Roo. Vaya mi felicitación para todos los habitantes de esa demarcación y a su alcaldesa, Laura Fernández Piña, que trabaja en la consolidación de la comuna; indiscutiblemente la fisonomía en la infraestructura es otra.