¡Engarróteseme ahí!

¡Engarróteseme ahí!

Mapaches descubiertos in fraganti se “convierten” en estatuas para no ser atrapados.