¿Le compraría un coche usado a alguno de ellos?

El trío del Hard Rock Hotel

Los Cabos, Baja California Sur.- Aún no tenía ningún empleado contratado para la apertura del Hard Rock Hotel en Los Cabos cuando Roberto Chapur Zahoul ya había firmado contrato sindical con el corrupto Isidro Santamaría en Cancún. Ni se molestaron en cuidar las formas; Isidro recoge su mochada a cambio dejar al garete a los empleados, sin defensa sindical. Para ser representado el sindicato en Los Cabos, Isidro Santamaría nombra su “enlace” a Damián Velázquez. Despacito, les cuento el perfil de cada uno de los personajes:

Roberto Chapur Zahoul es un empresario yucateco de origen libanés que comenzó en el negocio de la hostelería en los comienzos del sexenio de Carlos Salinas de Gortari. Se dedicó a la venta de tiempo compartido, y gracias a sus “contactos” obtuvo financiamiento para adquirir y construir diversos hoteles, primero en Cancún y luego Riviera Maya y diversos destinos de la República. Junto a su hermano José Chapur Zahoul son merecedores del premio a las relaciones políticas transexenales, pues a fuerza de asociaciones con los políticos de turno han crecido increíblemente en su estado base, Quintana Roo. Parece que no les está yendo bien con la 4T, pues ahora mismo José Chapur Zahoul, hermano de Roberto, se encuentra huído del país, aparentemente en Líbano, por las tropelías que causó con la ex de SEDATU, Rosario Robles, apoderándose de terrenos nacionales en Quintana Roo. Usando la cara del actor americano Robert de Niro aquí en Los Cabos, también operan el hotel Nobu.

https://www.notiredmexico.com.mx/2019/10/huye-el-defraudador-pepe-chapur-al.html )

Isidro Santamaría es un líder sindical corrupto, vendedor de contratos de protección a hoteleros y presuntamente tratante de blancas (y quizás de negocios más oscuros, al decir en Cancún (https://www.yucatan.com.mx/mexico/lider-de-la-ctm-en-quintana-roo-detenido-por-explotacion-sexual ). Sindicalero protector de los negocios de Chapur, firma el contrato, pero no tiene injerencia en la defensa de sus afiliados. Se limita a cobrar, y le “valen madres” los empleados, a decir de dos afiliados, de los que nos guardamos su nombre por protección, pues siguen trabajando en Hard Rock Hotel Los Cabos (www.hardrockhotelloscabos.com).

Damián Velázquez no es familia de Fidel Velázquez, pero actúa dentro de la CTM como si fuera de su propiedad. Miembro activo del PRI es además encargado de los contratos de construcción de la CTM, así como excandidato perdedor de diversos cargos de elección. Tiene fama de cobrar en las obras que administra hasta a la pobre doña que se acerca a vender tacos. Poseedor de todos los contratos de obra dentro de del desarrollo Diamante, ejerce presión sobre todos los subcontratista para efectos de “comisiones”. Líder de confianza de Ken Joudi, ni las moscas se mueven en el desarrollo sin pagar su respectivo “moche”. Ha sido encargado por Isidro Santamaría para “cuidarle” su contrato. Eso sí, no podemos garantizar que lo haya leído. Al parecer, su fuerte no es cumplir con la manutención de sus hijos. (https://colectivopericu.net/2015/03/30/candidato-del-pri-en-los-cabos-es-un-desobligado/)

Los empleados, inconformes por las jornadas maratónicas y los abusos del hotel, se encuentran en total indefensión. ¿Nuestra Secretaría de Trabajo? Bien, gracias.