AMLO, diferencias con el neoliberalismo

Andrés Manuel, durante su larga y exitosa campaña hacia la presidencia de la república señaló reiteradamente su rechazo al neoliberalismo económico, y, ya como presidente, ha continuado combatiéndolo.

Al neoliberalismo lo representa la mafia en el poder, que despojó a la nación y al pueblo de empresas públicas, ahorros y bienestar.

Pero… ¿en qué consiste el neoliberalismo económico y cuáles son las diferencias de amlo con los gobiernos anteriores en este punto?

El viejo liberalismo económico, de los siglos xviii y xix, pretendía que el estado dejara hacer y dejara pasar las acciones y la voluntad de los empresarios, sin estorbar. Es decir, sin defender a los que salieran perjudicados, los pobres.

Y así operaron las sociedades hasta principios del siglo xx cuando surgieron las primeras revoluciones que pararon aquella situación en algunos países, e hicieron que los empresarios de los países capitalistas aprendieran que era necesario construir sociedades más justas e igualitarias.

Con el derrumbe del socialismo en algunos países, los capitalistas de los paises más desarrollados, encabezados por Estados Unidos e Inglaterra consideraron que había llegado el momento de regresar la rueda de la historia e iniciaron una nueva etapa del liberalismo económico, por eso la expresión “neoliberalismo”.

El mayor triunfo del neoliberalismo mexicano, enganchado y sometido al neoliberalismo gringo, fue “lograr” la imposición del tratado de libre comercio.

El neoliberalismo económico es en primer lugar el triunfo de los intereses de los capitalistas en contra de los obreros. En el marco de la lucha de clases, es un retroceso en torno a las conquistas alcanzadas por los trabajadores en una sociedad capitalista.

Los neoliberales están totalmente en contra:

1. de la participación del estado en la economía. No quieren que el estado regule la economía ni quieren que les impida hacer negocios como a ellos les convenga; tampoco quieren que compita con la empresa privada. Esto implica que el estado ni siquiera intente regular la política monetaria, ni la paridad monetaria, ni las tasas de interés.

2. los neoliberales están en contra de las empresas públicas y quieren las empresas del estado para ellos; por eso los gobiernos prianistas desmantelaron pemex y la cfe para entregárselas a sus cuates empresarios a precios de regalo. También les dieron a precio de quiebra los bancos, telmex, aeropuertos, puertos marítimos, siderurgia, altos hornos, líneas aéreas, televisoras y muchas más. En varios casos ni las pagaron.

3. Son enemigos del control de precios; exigen libertad absoluta del mercado. En teoría, quieren que sea la oferta y la demanda la que regule los precios; ellos regulando la oferta a su capricho.

4. Están en contra del pago de impuestos por parte de las empresas y hacen todo para evitarlo. Además exigen y obtienen tratos preferenciales, zonas exclusivas, deducciones y mil canongías.

5. Les molesta en general que el estado gaste en los pobres. Son enemigos de todo gasto social. En muchas personas acaudaladas se da en realidad un odio de clases. Les molesta el bienestar de los pobres.

6. Están en contra de la educación pública y además de crear sus propias escuelas combaten a las instituciones oficiales. Durante treinta años los gobiernos prianistas atacaron con toda la educación pública, desde jardines de niños hasta universidades.

7. Les moleta terriblemente cualquier sistema de salud pública. Sirva como ejemplo, que en el todavía país más rico del mundo, el partido republicano se ha opuesto con todo al programa de salud propuesto por Obama. En México han logrado la aniquilación del imss y del issste.

8. Por supuesto lo que más molesta a los neoliberales es el aumento de salario. Otra muestra: estados unidos está entre los países desarrollados de salarios más bajos. México tiene los salarios más bajos del mundo.

9. De la mano con todo esto, a los neoliberales les molestan las prestaciones laborales; no quieren control sobre la jornada de trabajo, ni tiempo extra, ni antigüedad, menos aún reparto de utilidades.

10. Adivinen, son enemigos de las pensiones y de la jubilación. En todo el mundo están logrando alargar la edad para tener derecho a la jubilación y hasta han logrado eliminar el derecho a la jubilación en algunos casos, México incluido.

11. Por supuesto, son enemigos de los sindicatos. Combaten el sindicalismo con todo; primero corrompen a los líderes y luego los exhiben.

12. Por encima de todo, son enemigos de la democracia y les molesta que los pueblos tengan derecho al voto.

Andrés Manuel rechaza casi todos esos elementos del neoliberalismo, aunque no lo ha dicho expresamente uno por uno, pero podemos estar seguros de que los rechaza y de que quiere hacer algo diferente. Veamos cada uno y con los mismos números comparémoslos, tratando de señalar cuál es la posición de Andrés Manuel:

1. AMLO está a favor de la participación del estado en la economía y por ello se lanza al rescate de pemex y de la CFE, y a la construcción de la refinería de dos bocas, del tren maya, y del aeropuerto de santa lucía. Seguramente habrá más proyectos. Urgen mil obras de infraestructura. Por el contrario, ha respetado fielmente los principales baluartes económicos del neoliberalismo, que son, respeto total al monetarismo, al libre precio de la moneda y especialmente ha respetado las políticas presupuestarias que le dejó establecidas el grupo anterior. Tal vez, la principal preocupación de amlo en esta etapa era cuidar el TLC y por ello decidió no hacer nada que molestara al loco de la Casa Blanca.

2. AMLO rescatará empresas del estado. Junto a una más sólida participación de pemex y de la cfe, amlo impulsará el resurgimiento de la banca de desarrollo del estado, rescatará algo de lo que fue conasupo, y tal vez recupere parte del despojo: aeropuertos, puertos marítimos, siderurgia, petroquímica básica, algún banco… Sin embargo, hasta la fecha no se aprecia la posibilidad de una nueva ruta para lograr el desarrollo económico; pareciera que considera implícito que con los ahorros de la corrupción y una operación más eficiente de las empresas del estado, la economía mejorará.

3. La participación del estado en la economía obliga a mantener políticas de estabilidad de precios, y ahí empieza el jaloneo con los intereses privados. Industria alimentaria, farmacéutica, servicios de transporte, vivienda, educación, servicios médicos, servicios financieros. ¡ La locura ! Ahí están las mayores injusticias contra la sociedad, y tal vez la pelea más dura. En este renglón todavía no hay señales.

4. A los empresarios mexicanos no les gusta pagar impuestos; tienen mil trucos para evitarlos y los gobiernos anteriores se especializaban en ayudarlos a exentar, eludir, evadir, deducir, desviar y borrar impuestos. Andrés Manuel ya logró una disposición legal que prohíbe este tipo de condonaciones de impuestos. Un problema remanente de las administraciones anteriores sigue presente en los criterios de política económica y en las disposiciones fiscales. Las grandes empresas no pagan impuestos.

5. Los empresarios no quieren ningún tipo de ayuda para estudiantes, ni para desempleados, ni para adultos mayores, ni para campesinos. En este punto, amlo no deja lugar a dudas. Aplausos. Podrá parecer injusto señalarlo y algunos lo verán como una forma de dar la razón a quienes se oponen a este tipo de ayudas, pero no basta, y a largo plazo pueden ser nocivas. Es necesario estimular la producción; se tiene que avanzar hacia una sociedad de productores. Que surjan millones de microproductores y de microcomerciantes.

6. Acerca de la educación publica, la ofensiva neoliberal ha sido tremenda. El deterioro de la educación en todos los órdenes y niveles es terrible. El mayor reflejo de esto se ve en el tremendo crecimiento de la educación privada. Se anuncian varios proyectos que tienden a corregir deficiencias en las zonas más pobres del país, así como becas y propósitos de mejoras, pero en la práctica, más allá del esfuerzo por revertir las injusticias laborales de peña nieto, no se ve rumbo.

7. El neoliberalismo destruyó los avances que se tenían en salud publica. Imss e Issste nunca han sido grandiosos pero al igual que tantas otras cosas los neoliberales los destruyeron. Ahora, corrupción, negligencia, abandono, falta de medicamentos son determinantes. Será muy lenta y difícil la recuperación y después construir el gran sistema de salud que los mexicanos necesitan y merecen.

8. Los neoliberales odian los aumentos salariales y por ellos México está entre lose países de más bajos salarios del mundo. AMLO ya logró un pequeño aumento; pasamos de alrededor de 4.5 a casi 6 dólares al día. Es decir, en México ya se paga al día el equivalente a media hora de trabajo de Estados Unidos, para salarios mínimos y en los estados fronterizos se pagan hasta 9 dólares. El camino es largo. Este fue el punto central del acuerdo del TLC inicial porque así lo necesitaba la burguesía gringa, pero a Trump se le olvidó, lo cual puede ser bueno para los trabajadores mexicanos.

9. De la mano con lo anterior, los neoliberales son enemigos de las prestaciones laborales, y las reformas de Peña y antecesores iban todas en ese camino. afortunadamente, se ha iniciado el camino de regreso y se ha logrado corregir una de las mayores lagunas en el ámbito de la justicia laboral, al aprobar por fin los tribunales laborales.

10. Los neoliberales son enemigos de pensiones y jubilaciones. El burgués quiere un tipo de jubilación que nada más le sirva al trabajador para ir a tramitar su entierro. Queremos jubilaciones que premien una vida de trabajo y permitan al trabajador y a su familia una vida de adulto mayor y de vejez digna. Todavía no se vendada real en este gobierno. Aún está pendiente resolver el gran despojo relacionado con las umas, pero los neoliberal que quedan en Hacienda se oponen.

11. Los neoliberales son enemigos de los sindicatos. AMLO ha mostrado gran respeto y apoyo a las organizaciones sociales, y es necesario fortalecer el sindicalismo hasta lograr la participación de representaciones laborales en la administración de cada empresa.

12. Los neoliberales son enemigos de la democracia y AMLO lo sabe. Por ahora se nota una orientación para reducir los costos y dispendio de la democracia burguesa, que en México, tenía más propósitos de reparto y control. Es necesario fortalecer la democracia en todos los órdenes y que todos los organismos encuentren y respeten sus formas de representación democrática.

El mayor reto por ahora está en el manejo de las finanzas públicas. La mayor parte de los economistas en cargos importantes de las administraciones anteriores. aprendieron economía en dólares, con criterios válidos para Estados Unidos, y a la fecha, en el equipo actual pasa lo mismo. Eso es una trampa que se debe romper.

Tendremos que ampliar estos puntos en otros artículos, pero es necesario señalar que si Andrés Manuel, nada más fuera un luchador nacionalista en contra de la corrupción, sería suficiente para estar con él, pero se le atribuye a Don Benito Juárez haber dicho que no hay por qué hacer en dos revoluciones lo que se puede hacer en una.

Arturo Salcido Beltrán
asalcido.b@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.